Por el interés que me despertó, quiero nacer algunas anotaciones a mi lectura del artículo de Alexandra García M., La ideología de género SI existe, pero sin meterme para nada con eso de las definiciones de lo que especialistas y académicos dicen que es o no es, bien la misma ideología o bien lo que es o no es la ideología de género.

 

Ivan Rodrigo GarcíaPor Iván Rodrigo García Palacios

Por el interés que me despertó, quiero nacer algunas anotaciones a mi lectura del artículo de Alexandra García M., La ideología de género SI existe, pero sin meterme para nada con eso de las definiciones de lo que especialistas y académicos dicen que es o no es, bien la misma ideología o bien lo que es o no es la ideología de género.

Para hacer sencillas mis cosas, mi idea de ideología es muy simple, es la idea que se tiene del ejercicio del poder.

En ese orden de ideas, la ideología de género, claro que existe, como que el ejercicio del poder en razón del género es el de la supremacía del hombre sobre la mujer, del macho sobre la hembra. Pero del macho heterosexual, así sea sólo heterosexual en apariencia.

Y esa ideología de género existe, como existe la ideología política, la supremacía del más fuerte. O la ideología religiosa, la supremacía del poder otorgado por dios. O la ideología racial, la supremacía del blanco. O la ideología intelectual, la supremacía del filósofo. Etc. En fin, la cosa consiste en aplicar cualquiera otra idea de poder en razón a las características del ser humano y que cada cual haga su propio ejercicio de proponer otras ideologías imperantes.

Así pues que, si de cambiar una ideología como la de género se trata, se me ocurre, yendo por el mismo sendero de la educación de Alexandra en su artículo, que se podría pensar que las ideologías operan en la mentalidad individual y colectiva de manera similar a como lo hacen los paradigmas en las ciencias. Y si no estoy mal, lo primero que se hace en la ciencia para erradicar un paradigma, es demostrar su falsedad, para luego proceder a remplazarlo por una nueva afirmación.

Para terminar. Como pienso que la tal ideología de género existe pero que es falsa, se me ocurre que puede ser remplazada por una ideología de la supremacía de la igualdad de hombres y mujeres en la que tienen que ser, uno, iguales en lo social y en lo político y, dos, de la diversidad por aquello en lo que son diferentes. Y, tres, una ideología que se oponga a todas esas otras ideologías en las que el poder es el privilegio de unos cuantos, por cualquiera sea la idea de ser humanos.

Nada fácil, pero, algo hay que hacer.

irogapa@gmail.com