Por: Gustavo Colorado Grisales

Varado en la mitad de la noche

Dibujó los amores que fueron

Los que son

Y los que ya no serán.

Con hebras de silencio

Tejió un refugio para su corazón

-Contrito y amargo de tanto barajar cartas trucadas-.

Atendiendo a un viejo llamado

Desempolvó su sombrero de mago jubilado

Y se lanzó a las calles a decir la buenaventura.

A modo de recompensa

Recibió la moneda del desdén

Y la mirada atónita de antiguos amigos

Que cruzaban la esquina

Ajenos al delirio del semáforo.

Un año después de repetir la ceremonia

Tres veces cada día

Supo al fin de qué sustancia

Está hecho el olvido.

Tribunas ( Pereira) abril 25 de 2016

 PDT: les comparto enlace a la banda sonora de esta entrada

https://www.youtube.com/watch?v=w-WxWv5RgEc