La moda contra Trump

Buscando encestar un golpe económico contra la familia Trump se creó el boicot #Grabyourwallet. Todo un movimiento que busca incitar a las personas para que dejen de comprar marcas de ellos y que también alienta a las empresas a cancelar todas las negociaciones con la familia presidencial.

 

Por: Jhoban Quiroz

Al parecer la tendencia para la próxima temporada Otoño Invierno, son las prendas anti-Trump. Desde que este polémico personaje se puso en la agenda pública con su ideología, las protestas y manifestaciones de los diferentes sectores que se sienten agredidos por él no han parado. Y como la moda no es ajena al acontecer mundial diseñadores y grandes firmas han plasmado el desacuerdo en sus colecciones.

Veremos entonces algunas de las manifestaciones en las que la moda se ha utilizado como canal para enviar un claro mensaje en contra de Trump y sus cuestionables políticas, conocidas por todos.

En diciembre de 2016 la estrella de la NBA LeBron James, elegido como personaje del año por la revista, apareció en la portada de Sports Illustrated con un pin de seguridad como símbolo contra el acoso racial y religioso.

 
Buscando encestar un golpe económico contra la familia Trump se creó el boicot #Grabyourwallet. Todo un movimiento que busca incitar a las personas para que dejen de comprar marcas de ellos y que también alienta a las empresas a cancelar todas las negociaciones con la familia presidencial.
 
Shannon Coulter es la creadora y en la web grabyourwallet.org se encuentra una lista completa de las empresas que retiraron su apoyo y de las que siguen negociando con los Trump.
 
 

Como consecuencia de este boicot grandes tiendas por departamento, minoristas y empresas de ventas por web han cancelado la venta de los productos de Ivanka Trump. Entre estos aparecen Macy, Nordstrom, Neiman Marcus, Marshall, Burlington, entre otras muchas.

 
Tifanny Trump también ha sido victima de la voz de protesta que están lanzando la industria y la sociedad en general. Durante el desfile de Philip Plein en la Semana de la Moda de New York nadie quiso sentarse a su lado, excepto la ganadora del Oscar Whoopi Goldberg.
No solo la sociedad, la economía y la política estadounidense se deben en gran medida a los inmigrantes, la industria de la moda del país está soportada en el talento de inmigrantes y esto es lo que nos muestra W Magazine en este vídeo. Aparecen 81 grandes personajes como  Joseph Altuzarra, Diane von Furstenberg, Winnie Harlow y Adriana Lima por mencionar algunos, diciendo “soy un inmigrante”.
 
 

 

 
Yendo ahora a las pasarelas como escenario de manifestación, desde New York hasta París se han plasmado en las colecciones símbolos claros en contra del mandatario norteamericano: 
 
Gareth Pugh contra la anarquía y el extremismo

 

Ashish apoya la diversidad y a México

 

Raúl Solís contra el muro de Trump

 

Pañuelos blancos en desfiles de Tommy Hilfiger, Prabal Gurung, Thakoon, Phillip Lim y Diane von Furstenberg
Public School reinterpretó el slogan de la campaña de Trump

 

Colección dedicada a los inmigrantes del mexicano Ricardo Seco 
Es fantástico cuando la moda se usa para expresarnos como seres individuales, pero aún más cuando la usamos para expresarnos y hacernos sentir como colectivo.
 
La conclusión la dejo en manos de Daniela Riaño, una bloguera de moda colombiana que suele tener opiniones muy acertadas:
 
“Me parece muy bueno que la política se traslade al escenario de la moda porque la moda deja de verse como algo superficial y pasa a dejar un mensaje, lo que la hace más cercana a cualquier persona. Se vuelve como una realidad, una industria que piensa en una sociedad y entramos en una democratización de la moda”.
 
Publicado por: Jhoban Quiroz ( @culturemoda )
Agradecimientos: Daniela Riaño ( @danielastyling )