LAS BABOSADAS DE BARBOSA

En fin, luego de la crónica de un allanamiento anunciado, el señor Fiscal se merecía un descanso. Quizá allá, en la isla de paisajes tan soberbios como él, podía pensar cómo ordenar la captura de esos dos estudiantes de Derecho que lo quieren sacar del cargo.

 

Por / Santiago Martínez Chávez

“Aquí nadie está por encima de la ley”, fueron estas las palabras del señor Barbosa (me rehúso a tratarlo de doctor), cuando sorprendió a la alcaldesa Claudia López dentro de un Carulla con su esposa la senadora Angélica Lozano. La rabia del Fiscal cuando las descubrió infringiendo una de las restricciones del hoy aislamiento preventivo imaginario que sigue decretando su amigo, el Presidente Ivancho, fue tal, que su penacho de pelo se esponjó como el de un gato y las llamó a indagatoria.

Luego, el rabioso Barbosa, ordenó investido de su autoridad como el “segundo cargo más importante de la nación”, la captura del Gobernador de Antioquia Aníbal Gaviria por un hecho ocurrido hace más de 15 años. Esta conducta fue desproporcionada e, incluso, marcó un mensaje demasiado evidente para los otros mandatarios tanto locales, como regionales; si no son amigos del partido de gobierno deberán tener cuidado, el Fiscal está suelto y anda muy bravo.

Parece que el Fiscal y su mejor amigo Iván, en su época de estudiantes nunca entraron a una clase de Derecho Constitucional. Duque no sabe la diferencia entre “impugnar” y “apelar”; apoya la cadena perpetua (espero que solo de dientes para afuera) y su amiguis, el súper papá Barbosa, no tiene idea de que por encima del Fiscal General está la tía Martuchis (Vicepresidenta, aunque no lo crean), los presidentes de las altas cortes y el presidente del Congreso.

A la mejor Fiscalía de la historia de Colombia hay que sumar este gobierno que se cae a pedazos, mientras Duque sigue gastando el erario en tarros de gel antibacterial, termos con su nombre y un show de comedia en televisión. La oposición y los periodistas serios siguen denunciando y sacando a la luz casi un escándalo diario, todos relacionados con narcotráfico, compra de votos, violaciones de derechos humanos, conductas repudiables dentro del Ejército y obvio, con el partido de gobierno.

Aunque no debemos preocuparnos, recordemos que nadie pasa por encima de la ley en la Fiscalía del audaz y temerario Fiscal Barbosa, quien aparte es todo un caballero y le dio al país una verdadera lección de modales y buenas costumbres, ¡notificó un allanamiento antes de hacerlo!, quizá el pobre tampoco pudo entrar a sus clases de Derecho Procesal.

En fin, luego de la crónica de un allanamiento anunciado, el señor Fiscal se merecía un descanso. Quizá allá, en la isla de paisajes tan soberbios como él, podía pensar cómo ordenar la captura de esos dos estudiantes de Derecho que lo quieren sacar del cargo. ¿Cómo se atreven dos simples estudiantes a desafiar al segundo hombre más importante del país? Los magistrados del Consejo de Estado admitieron la demanda en su contra y seguramente entrarán a revisar la elección y el periodo del Fiscal.

Por ahora Barbosa nos seguirá cautivando con su mala cara y su penacho de pelo, el presidente seguirá con su show de comedia y quizá en cualquier momento el Fiscal esté otra vez con su familia frente al mar; por favor señor, acepte que le quedó grande el cargo, renuncie y dedíquese a ser papá.

Twitter / Instagram: @escritoramedias