Otro factor importante en términos de nutrición es que actualmente vivimos en una sociedad caracterizada por la deficiencia de nutrientes y el exceso de azúcar, cafeína, grasa saturada, golosinas y carbohidratos, por no mencionar otros. Siendo las deficiencias de vital importancia para el atraso en el desarrollo del niño.

 

Por: Hernán Augusto Tena Cortés

Son muchas las preocupaciones que inquietan a Colombia y el mundo; en la descomposición social que vivimos es común escuchar hablar de fenómenos sociales que proyectan corrupción, inseguridad, enfermedades, tristeza y otras lúgubres situaciones.

Hoy se tratará un tema de importancia global como es la obesidad infantil, que cada día afecta más a nuestra sociedad colombiana. Pues según estudios de la OMS (Organización Mundial de la Salud), en los últimos cinco años ha tenido un incremento del 18% al 24%. Es importante mencionar que esta condición se genera por  el consumo de alimentos altos en carbohidratos (azúcares) y lípidos (grasas) en la dieta diaria, sumado a la inactividad física (sedentarismo)  ambas muy caracteristicas en la sociedad actual como consecuencia del uso inadecuado de las tecnologías, las largas jornadas laborales, la disminución en el tiempo para elaborar los alimentos y la poca importancia que se le da al movimiento como coadyuvante en el desarrollo integral del ser humano.

En suma, cabe aclarar que se considera sobre peso cuando se excede entre un 10% y un 20% el peso ideal para la estatura, y si el sobrante es mayor al 20%, se estima obesidad para niños hasta los 10 años, a su vez la obesidad se define como una acumulación excesiva de grasa corporal y tejido adiposo, considerándose obesa a la persona que tenga un porcentaje de grasa mayor al 25% en hombres y 30% en mujeres.

La mayoría de los casos de obesidad o sobre peso se encuentran relacionados principalmente por factores hereditarios, la mal nutrición y el sedentarismo. Dicho fenómeno se ha convertido en la segunda causa de muerte en el mundo luego del tabaquismo y en un efecto a la salud mental ya que las proporciones que toma el cuerpo lo someten a burlas y desprecios en todos los ámbitos, especialmente en el escolar.

Luego de analizar los índices de obesidad y sobre peso, se concluye una falta de conciencia y quizá un desconocimiento alrededor de lo que sería una nutrición infantil adecuada. En ese sentido, se enfatiza en la necesidad de ingerir en su dieta diaria la cantidad de nutrientes necesaria para el normal crecimiento y desarrollo de los niños (proteínas, carbohidratos, vitaminas, minerales y grasas)

Otro factor importante, en términos de nutrición, es que actualmente vivimos en una sociedad caracterizada por la deficiencia de nutrientes y el exceso de azúcar, cafeína, grasa saturada, golosinas y carbohidratos, por no mencionar otros. Siendo las deficiencias de vital importancia para el atraso en el desarrollo del niño.

En síntesis, se podría decir que los altos índices de obesidad infantil se deben a la falta de conciencia hacia lo que es una buena nutrición y al desconocimiento de los adultos, al momento de alimentar a sus hijos, pues muchas veces ni siquiera ellos tienen conocimiento de lo que sería una alimentación balanceada. No está por demás mencionar que la ingesta nutricional adecuada en un niño debe de ser obtenida de la comida y a la misma vez por suplementos (vitaminas y minerales) para obtener una nutrición adecuada total. Para esto último, se recomienda consultar a un especialista o, en su defecto, consumir suplementos muy bien respaldados.

 

Datos curiosos

El problema de deficiencia de atención en los niños se puede originar en los altos niveles de adrenalina y dopamina. La dopamina tiene un rol importante en la fisiología alrededor del aprendizaje, atención y comportamiento.

Las comidas rápidas, las comidas en bolsas de plástico y las comidas dentro de cajas (cereales) que son tan comunes en los niños, son altas en fructosa a base de maíz, aceites hidrolizados, grasas trans y conservantes.

Los carbohidratos se convierten rápido en glucosa en la sangre, ocasionando, así, la obesidad.

 

Twitter: @Hernan_Tena

Correo: heteco2010@gmail.com

 

Referencias

García Pérez, D. (10 de agosto de 2019). Obesidad infantil, fenómeno cada vez más alarmante. (H. Tena Cortés, entrevistador)

García, G. (2008). Nutrición para niños. Greco Lecciones , 2.