La administración del alcalde Fernando Muñoz en Dosquebradas no ha empezado las obras prometidas, pues todo indica que no hay presupuesto. La burocracia en varios niveles de la administración sirve para ocultar situaciones graves, como la crisis pensional que se avecina.

Por William Restrepo