De tijeras, botox y otras virtudes para ser Ministro

Norberto, fue condecorado días atrás por la Senadora Rosmery Martínez seguramente buscando un Cambio Radical en el aspecto del congreso, un nuevo estilo de gobernar, una nueva imagen para el congreso que se viene.

Por Miguel Ángel Rubio Ospina:

Dada su costumbre de andar motilando presupuestos para las cosas importantes de este país, es imprescindible que nombre con urgencia un hombre que de motilar si sabe,  ese es Norberto, el peluquero más famoso del país.  

Por sus capacidades intelectuales no se preocupe, que para ser Ministro en este país no se necesitan, muestra de ello es la Ministra de Educación, la cuál considera que el mejor maestro de este país es el señor Sarmiento Angulo, o “excelentes” ministros cómo el  de Transporte, que no ha podido  ni podrá terminar el Túnel de la Línea, y eso que es recto, quiero decir el túnel es recto;   y eso, sin contar con el de agricultura, que será el nuevo líder del partido de la U, o el otrora vicepresidente alias Coscorrón, o el vice actual que ni suena ni truena,  o el anterior Ministro de Defensa que parecía peinarse con la grasa con que aceitan las escopetas y que ahora se cree candidato a la presidencia, Hablo de Juan Carlos Pinzón, el cuál demostró con tanto talento su incapacidad como Ministro, que terminó de Embajador en la Hamburguer Republic . Apenas para que le haga la segunda a Trump.

Y ni qué decir del doctor Buñuelo, célebre personaje, peso pesado de la política, que piensa que si el actual  Batallón san Mateo se llena de edificios, Pereira dejará de ser  un pueblito y se convertirá en una ciudad llena hasta el tope de edificios. Con esas ideas, no llegara a ningún Pereira, (paradoja) pero es posible que sí llegue a la presidencia.  

Ahora, que está de moda condecorar a grandes personajes que han hecho significativos aportes a esta pobre humanidad “agobiada y doliente”  es necesario dar el paso de otorgarles el “honor”  de ser políticos; imagínese un Maluma de Ministro de Cultura, “haciéndonos felices a los cuatro” pues su arte, el cual según la neo lumbrera neo intelectual de Luis Pérez, se compara al de Débora Arango,  será la estética que dominará por los próximos cuatro años el Ministerio de Cultura.  

O que tal poner de miembro de la academia colombiana de la lengua a ese poeta, a ese bardo, a ese esteta de la palabra llamado Jhony Rivera,  quien, nacido en la “capital mundial del despecho”, (o pueblito para el doctor Buñuelo) ha puesto una poética urbana renovada, al servicio del pueblo, que antes rodaba “como una pelota” sin destino por la Lengua española.

Norberto, fue condecorado días atrás por la Senadora Rosmery Martínez seguramente buscando un Cambio Radical en el aspecto del congreso, un nuevo estilo de gobernar, una nueva imagen para el congreso que se viene. De lo que estamos seguros, Presidente, es que Norberto puede que no tenga votos, pero si le sobra Botox y hace siete años tenemos un personaje en palacio, que de eso no le falta.

Además, con Norberto nos vieron la cara de Mar… Pues se separó James de Daniela, viene el Papa en septiembre, José Galat lo declara el anticristo, Maturana está de técnico del Once,  Carlos Vives besa una fan en un concierto, es decir, vivimos de maricadas que nos perturban mucho la vida, mientras que nos motilan la oportunidad de tener un país mejor.

Nombre a Norberto Ministro…