Votemos por Donald, hace falta un presidente de los Estados Unidos que nos haga reír, que nos divierta cada que hable, que nos muestre ese país de excelentes comediantes…

 

MIGUEL ÁNGEL RUBIO (FINAL 2015)Por: Miguel Ángel Rubio Ospina

Sí, así se sorprendan, votemos por Donald; es hasta simpático, uno le perdona sus perogrulladas, sus arranques de xenofobia, homofobia, misoginia y puritanismo recalcitrante. Votemos por Donald, qué más da un muro en la frontera con México. Ya ellos y todos los latinoamericanos han construido sus propios muros, que ni Ulises con su caballo podría franquear, me refiero a los muros mentales que hemos puesto ante nosotros y que en poco se diferencian de los de Berlín, o el que Donald quiere hacerle pagar a los mexicanos

Votemos por Donald, hace falta un presidente de los Estados Unidos que nos haga reír, que nos divierta cada que hable, que nos muestre ese país de excelentes comediantes, como Bill Crosby, que jamás ha tocado a sus asistentes, o Jim Carrey, o George Bush, o… la lista sería interminable. Es hora que elijamos al hombre del año, como un homenaje a ese grandioso actor que interpretó al comediante que en hipotética candidatura logra la presidencia de los Estados Unidos.

Votemos por Donald, su pinta de anglosajón, su elocuencia, su elegancia en el hablar, su aspecto, todo de él, hacen de su figura el prospecto de líder mundial, que tanto anhelamos. Al fin y al cabo, Latinoamérica está manejada por comediantes, de muy bajo nivel, claro, pero al llegar Donald a la presidencia, este les exigirá mas finura en sus chistes, mejores rutinas, más calidad humorística y así tendremos un Maduro potenciado en sus usos indiscriminados del género y la génera, o a un Peña Nieto afirmando que México es el país con más mexicanos aislados por el muro, o en Bolivia, Evo, echará la culpa de todo lo que pasa en su patria a los pollos transgénicos, y pues en Colombia, Santos ya no tendrá que recular de los chistes que dice a diario, y podría montar una competencia a Sábados Felices, con su nuevo top show llamado Diálogos Felices, programa que será una bomba… humorística, claro está, dirigido por Roy y con una excelente rutina de imitación del cantante José Feliciano, hecha por Santrich.

Votemos por Donald, me suscribo a la emoción que me da ver a mis compatriotas latinoamericanos eligiendo un presidente norteamericano, que es el fiel reflejo de lo que siempre han elegido en sus patrias natales, y que gracias a esa elección, se han visto obligados a irse a la tierra del tío Sam, a elegir a otro igualito del que dejaron acá.

Votemos por Donald, insisto. ¿No hemos votado por él, históricamente, por interpuesta persona, desde que existen las elecciones presidenciales en Latinoamérica?

Me refería al pato Donald, por supuesto…