José Mujica:

“La felicidad, el que no la tiene con poco no la tiene con nada”

alvaro ramirezPor: Á​lvaro Ramirez González

Termina este año el Mandato de un singular personaje en el país Austral de Uruguay, Don José Mujica. Se trata de un ex-guerrillero que estuvo en prisión varios años. En nuestra civilización occidental y en todas las latitudes del planeta, este hombre se convirtió en toda una celebridad por su filosofía aplicada en su manera austera y sencilla de vivir. Cuando todos los Mandatarios de la Tierra compiten por la majestuosidad de sus palacios, por el número y el tamaño de sus aviones presidenciales, por el número y el equipamiento de los esquemas de seguridad y por la misma “pinta” o figura de los gobernantes que cada vez se parecen más a artistas de cine. “El mundo lo gobiernan las mayorías, y yo vivo como viven esas mayorías!!”. Es esa una máxima verdaderamente impresionante en la que no cayó en cuenta ninguno de los gobernantes de la tierra que los eligen las mayorías pero viven como viven las minorías privilegiadas. Parece el mundo al revés.

Mujica dice “Yo soy como soy; un viejo regordete. No trato de parecerme a un artista de cine como lo hacen todos”. Agrega “Yo vivo como vive la gente de mi pueblo, así me crié y no pienso cambiar mi manera de vivir!!”. “Estuve en Alemania, dice y me montaron en un auto enorme, como de 20 metros de largo y andaban adelante, atrás y a los lados como 30 motociclistas armados hasta los dientes!!” Yo no podría jamás vivir así. Mujica se negó rotundamente a trasladarse a la casa Presidencial en Montevideo. “Vivo en mi chagra feliz, sin esa maraña de protocolos, de venias y de complicaciones!!” Tampoco aceptó montarse en la limusina presidencial. Se transportó siempre en un viejo auto Volkswagen medio destartalado. Y como si fuera poco, de su salario como Presidente del Uruguay que es como de US $ 16 mil, decidió recibir solamente US$ 1.800 y el resto ordenó enviárselo mensualmente a dos instituciones de caridad. Debo confesar a mis lectores que me embelesa esa filosofía. Mujica dijo que sus años en la cárcel le hicieron “repensar” la vida. Yo no he estado allí pero con mucha frecuencia me abruma la competencia de bienes, carros, fiestas, relojes, y viajes de la sociedad donde yo me muevo. A ratos me suena grotesco, medio criminal en un país con tanta gente pobre. “Vivo ligero de equipaje” afirma. Tengo amigos riquísimos que nadan en comodidades y excentricidades, pero ni los envidio ni viviría así jamás.
Y remata con esta frase:

​​

“La felicidad, el que no la tiene con poco no la tiene con nada!!!”
Tema de reflexión!!

alragonz@ yahoo.es