Los congresistas están vendiendo contratos con pliegos sastre, es por eso que no les conviene la consulta anticorrupción. La ciudadanía no está haciendo control político, es por eso que los corruptos roban. El alcalde de Pereira acaba de aprobar ochenta millones de pesos para redes sociales y a nadie le duele. Así lo explicó el concejal Carlos Alfredo Crosthwaite en el conversatorio por la Consulta Anticorrupción.

 

Por: Hernán Augusto Tena Cortés

El día 9 de agosto de 2018 se reunieron dirigentes de diferentes partidos políticos en un conversatorio que buscaba socializarle a la comunidad pereirana las razones de la consulta anticorrupción, además, compartir algunos datos locales que motivan a votar siete veces si.

El evento lo promovió y organizó el concejal Carlos Alfredo Crosthwaite en el Gran Hotel. La mesa principal estuvo conformada por Miguel Ángel Rubio, licenciado en español y literatura e integrante del movimiento político Ciudadanos libres; Luisa Arenas, ingeniera de sistemas y vocera regional del movimiento por la defensa de los derechos del pueblo; Carolina Giraldo, politóloga y concejala por la Alianza Verde; Adriana González, abogada y excandidata a la cámara por el Polo Democrático; Hernán Tena, licenciado en lengua extranjera y representante del Polo Democrático.

Miguel Ángel Rubio en su intervención explicó a la audiencia que cada peso que se roban en corrupción es una violación que ataca los derechos básicos ciudadanos. Mencionó también que el hecho de que se hable de corrupción es una ganancia muy grande, pues el que este fenómeno esté en la agenda política resulta siendo un beneficio para los que la combaten. Finalizó diciendo que como movimiento ciudadano estaban apoyando la consulta anticorrupción y que estaban dispuestos a generar espacios que apoyaran a que se alcanzara el umbral electoral.

Luisa Arenas, por su parte, explicó que su movimiento el MODEP consideraba que la corrupción era un problema del sistema y que además tenía un sello de clase. Dijo que este era un fenómeno que no sólo se manifestaba en los entes territoriales, sino en muchos aspectos de la vida ciudadana, puesto que las ideas dominantes que hay en la sociedad solo favorecen a las clases dominantes. De la consulta anticorrupción mencionó que no era solo ir a marcar siete veces sí, sino que era una campaña que desmarcaba de la clase corrupta a todo aquel que la apoyara. Terminó expresando que Colombia estaba viviendo un momento histórico, pues aunque el fascismo sigue en el poder, no está en las mismas condiciones del pasado.

Adriana González, excandidata a la Cámara de Representantes, le recordó a la audiencia que según el procurador general de la nación se pierden 50 billones de pesos al año en casos de corrupción. También mencionó como elemento motivador para apoyar la consulta que esta llega como último recurso para frenar ciertos espacios que generan mayores eventos de corrupción, pues en los últimos años se han presentado ocho proyectos de ley con el mismo fin, que no han sido aprobados. De ser aprobada la consulta, el Congreso tiene que acatarla porque esta tiene fuerza vinculante. Por último, aclaró que se votará después de las elecciones presidenciales porque así lo pidió el Centro Democrático, el mismo partido que en campaña dijo votar sí y ahora dice lo contrario.

Alejandro Mejía, egresado del SENA y representante del Polo Democrático, en su intervención motivó a la audiencia a involucrarse en la campaña para alcanzar el umbral electoral. Cuestionó a la justicia colombiana por sólo dar casa por cárcel a aquellos corruptos que desvían dinero, también cuestionó a la alcaldía de Pereira por tener olvidado al sector de Puerto Caldas, comunidad que lleva años pidiendo acueducto. Por último, invitó a planear un cronograma que los llevara a alcanzar la votación necesaria para ganar la consulta.

Hernán Tena, en su intervención explicó cómo funciona el modus operandi de las zonas azules en Pereira. Mencionó que ese es un motivo suficiente para salir el 26 de agosto a votar siete veces sí. Pues la discusión no era alrededor de acabar las zonas de permitido parqueo, sino de dignificar el empleo de esos 92 operarios que trabajan de sol a sol sin garantías. Terminó diciendo que la alcaldía está recaudando entre $3.200 y $3.500 millones de pesos mensuales y aún así no les alcanza para pagar un ínfimo salario mínimo con prestaciones a sus empleados.

Carlos Alfredo Corthwaite, concejal del Polo Democrático Alternativo, invitó a la comunidad a colaborar en los barrios y unidades residenciales a través del volanteo. También a contribuir a través de campañas en redes sociales y generación de espacios para hacer pedagogía e instar a los ciudadanos a votar siete veces si. Por su parte, manifestó una alta preocupación por la falta de control político por parte de la ciudadanía y finalizó diciendo que si la consulta alcanzaba el umbral, este fenómeno cambiaría.

Carolina Giraldo, concejala del partido verde socializó las siete preguntas, las profundizó y además desmitificó cada una de ellas. Aclaró que el salario no se bajaría a todos los funcionarios públicos, sino a los altos funcionarios del Estado. También dijo que actualmente el estado no puede romper el vínculo contractual con el corrupto, entonces que la consulta buscaba desvincularse de manera unilateral. Finalizó explicando que era falso que lo que las intenciones de la consulta ya estaban en la ley e instó a la comunidad a aprovechar las fiestas de Pereira para realizar campaña y lograr alcanzar el umbral electoral.

En el evento también se encontraba Simón Palacios, excandidato a la Cámara de Representantes por el Polo Democrático y Daniel Silva, abogado reconocido por combatir la corrupción a nivel nacional.

Twitter: @Hernan_Tena

Correo: heteco2010@gmail.com