Los ciudadanos que vivimos el centro de la ciudad solicitamos que  la Calle de la Fundación sea peatonal, desde la sexta  hasta el Parque Olaya.  Un regalo de los 150 años que los pereiranos disfrutaremos siempre. ¡Tenemos derecho a una ciudad mejor!

 CalleFundacion1

Por: Colectivo Calle de la Fundación

Las razones son claras:

Lo importante es el espacio: Haber recuperado un espacio para circular, encontrarse y disfrutar como peatón y como ciudadanía activa. Hoy, en medio de las obras,  se ha logrado naturalmente lo más difícil: tener despejada la calle y que los ciudadanos se apropien de ella, tanto que queremos que permanezca peatonal. Luego habrá tiempo para hacer adecuaciones para el uso exclusivamente peatonal. Mientras tanto, la ciudad puede, debe y merece la oportunidad de tener un espacio para el disfrute del peatón.

Los carros no necesitan la 19: Esta realmente no es la calle de entrada vehicular al centro.  Esta función la cumplen las calles 13, 17 y 21. Peatonalizar la calle 19 no afecta de manera fundamental el flujo de vehículos como se ha podido comprobar durante el desarrollo de las obras actuales, la cuales no han afectado el tráfico de modo sustancial. Obviamente, los cruces vehiculares de todas las carreras en sentido oriente occidente seguirán habilitados.

Evidentes beneficios y un verdadero regalo par los 150 años: Los beneficios de mantener el espacio solo peatonal son indiscutibles desde el punto de vista de cultura ciudadana, posibilidad de encuentro, disfrute del espacio urbano, calidad ambiental, patrimonio arquitectónico, identidad histórica, imagen de ciudad, proyecto de ciudad cultural y creativa y  proyección de futuro en el año de los 150 años de Pereira.

La Calle de Fundación, en los 150 años de Pereira, se proyecta como una de  las formas contemporáneas de vivir en  las ciudades: inteligentes, culturales, ambientales y  ricas en espacio público de calidad.

Calle para exaltar el patrimonio de la ciudad: Su peatonalización  la hará una calle singular en la ciudad  -con carros sería una calle más- con fuertes conexiones simbólicas con la historia de la ciudad. Mientras la ciudadanía camina, encuentra las condiciones para contemplar el patrimonio  arquitectónico, paisajístico y urbano de Pereira que se encuentra especialmente concentrado sobre esta calle: Estación del Ferrocarril, Gobernación, Parque Olaya Herrera, Nueva Escultura de los Fundadores, Palacio Nacional, Diario del Otún, Gran Hotel, Edificio Braulio Londoño, Bolívar Desnudo, Plaza de Bolívar ampliada, Pasaje Peatonal Alcaldía – Antonio Correa, Palacio Municipal, Hotel Soratama, Alcides Arévalo, Rio Otún, Viacrucis.

No es una utopía, es una necesidad y un derecho posible: ejemplo de que esto es posible está a menos de 40 Km. En Armenia, Quindío, hace 3 años con el proyecto de carrera 14 peatonal se ha recuperado el espacio urbano manteniéndolo sin vendedores ambulantes y sin carros,  generando identidad, imagen positiva y mostrando que son posibles nuevas visiones de ciudad.   Su centro ha sido premiado nacional e internacionalmente. Otro ejemplo con más trayectoria es la calle Carabobo en Medellín donde su intervención potenció el comercio.

Una solicitud elemental: permítannos vivir el centro. Tenemos derecho a un espacio que reivindique nuestra manera cívica, responsable y amable de vivir la ciudad. Tenemos derecho a caminar, a detenernos, a conversar. Derecho a un espacio mas verde, a contemplar la arquitectura, a sentir los árboles que crecen en el centro, a encontrarnos con otros pereiranos sin estar apretados, sin la interrupción abrupta y peligrosa de la mala arquitectura, ni de los carros ni de los  vendedores ambulantes.

 

Una propuesta simple

Dejen que la Calle de la Fundación sea para los ciudadanos de a pie (es decir,  todos). Terminen las obras actuales pero NO la abran  a los vehículos.  Solo ciérrenla  por ahora con bolardos (de los mismos que ya pusieron). Manténgase la comunicación oriente occidente, y acceso especial-restringido a los negocios para casos especiales.