Reseña

Oráculo ambiguo

Con los catorce años de existencia que tiene La Escafandra Teatro comienza a hacerse justo que entregue al público —no necesariamente con regularidad— unos exám...

Pereira made me

El público, el público, como le dijo García Lorca a un chapero mientras se escondía en un zaguán, no se equivoca nunca, nunca, nunca ¿y por qué no se equivoca...