Ficciones

Tres copas rotas

Oyó la macabra melodía de las campanas, retumbando entre las paredes, y pensó que había cumplido con parte de sus designios. Ahora, como hacía tres semanas, el ...

Espera

El otro se para. Se sacude la chaqueta. Fuma. Arroja la colilla a los pies de Jim. Éste se contrae. Quita el seguro. Lo mira. Expulsa el humo. Observa la entrad...

El introspectivo

“no tendría que vivir más –continúa–, en un mundo que lo único que me ha dado es odio, falta de comprensión, irrespeto y, sobre todo, nada de amor”   ...

El perro que ladra

El reloj dio las tres y se levantó de un salto por un aullido. Ya no ladraba. Corrió entonces a mirar la ventana, pero justo cuando llegó, el aullido desapareci...

Whisky para maquillar

Sentía como esas manos tibias me palpaban plácidamente, rodeando mis  mejillas con un leve cosquilleo,  susurrándome sin necesidad de palabras, metiéndome los d...